lunes, 22 de agosto de 2011

Programa de las carreras de caballos de 1846 (y II)

Para el segundo día de carreras de aquel lejano verano de 1846, se programó un concurso de exhibición de tiros de caballlos y la Gran Carrera de caballos españoles, dotada con un primer premio de 6.000 reales, cuya elevada cuantía venía a coincidir con la otorgada por la Sociedad de Fomento de Cría Caballar de Madrid en las carreras organizadas tres años antes en la capital. En la misma carrera se concederían otros tres premios, según el orden de llegada, por un total de 3.500 reales. A ello había que agregar el premio sorteado entre los espectadores por valor de 1.000 reales.

Por otro lado, la sociedad sanluqueña cobró por la matriculación de cada caballo 100 reales; y por la asistencia al evento, en los diferentes sitios previstos para presenciar el espectáculo, 20 reales por persona y por cada caballo. No extraña, pues, que al corresponsal de una de las crónicas le pareciese elevado este precio de la entrada, si consideramos que por aquella época el salario de un jornalero era, aproximadamente, de seis reales diarios.

El modelo del reglamento y la organización de Sanlúcar fueron tomados de la sociedad madrileña. De hecho los miembros pertenecientes a la matritense tuvieron un tratamiento preferente en el hipódromo de Sanlúcar, al igual que los socios sanluqueños.

También resulta llamativo que la vestimenta de los jinetes debía ser "a la andaluza" y las bandas de música tocarían "aires nacionales". Se evidencia que el ambiente estaba imbuido del nacionalismo propio de la ideología liberal y del regionalismo andaluz, que cobrará gran fuerza en la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX.

Cartel de las carreras de caballos, 2011
 
31 de julio de 1846

Carreras de caballos
Programa de las que se han de verificar por disposición de la sociedad de fomento de la cría caballar de Sanlúcar de Barrameda los días 18 y 19 de Agosto próximo.

Día 19 [de Agosto]. Exhibición de tiros de caballos.- A las once de la mañana, en el mismo sitio, y con arreglo a la exhibición del día anterior, se procederá a la de tiro de caballos, cuyo escrutinio y adjudicación de premios se hará también en la línea y en el establecimiento de ésta, así como la distribución del servicio será a las mismas horas que el precedente.
Los caballos se presentarán en pelo y con el quitipon puesto.
A las cuatro de la tarde, reunidas en las casas consistoriales las autoridades y demás comitiva que han de concurrir a las carreras, saldrá ésta en el orden del día anterior, llevando a la cabeza cinco batidores de la guardia civil, y cerrando la marcha un piquete de la misma arma.
Seguirán las autoridades principales de la provincia y locales con batidores, música y escolta de caballería; llegados a la línea, y distribuidos en sus respectivos puntos, se despejará ésta en diferente orden del día anterior, y principiará el paseo al paso de los caballos durante una hora, en cuyo tiempo se efectuará el escrutinio y adjudicación del premio que en este día dará la sociedad al mejor tiro de caballos que se presente en la línea.
El premio consistirá en una elegante bandeja de plata ovalada y grabada con inscripciones. Si al mérito del tiro acompaña su instrucción e igualdad, hija de la buena dirección del tronquista que lo dirige, la sociedad premiará a éste con una bonita petaca de plata labrada.
Tanto éste, como los demás premios por exhibición, serán acompañados de sus correspondientes certificados, que expedirá la secretaría de la sociedad, y se publicará en la memoria que de estos actos se redactará.
Concluido este acto, entrará un piquete con su banda de cornetas al frente, a despejar la calle. Toda la fuerza de caballería, con batidores y música, se distribuirá y quedará formada en ala en toda la extensión de la línea de la izquierda para la conservación del orden.
Inmediatamente la banda de cornetas de este piquete, colocada al pie de la campana, tocará llamada para que se preparen los caballos que han de entrar en la línea a disputarse los premios destinados para esta carrera.
Gran carrera general de caballos españoles, premiada por la sociedad.- Para optar a los premios destinados en esta carrera, sólo se permitirán caballos españoles, y la sociedad premiará al vencedor con un talego de terciopelo carmesí con adornos de oro que contendrá 6.000 rs. vn. en plata.
Para estimular a los que preparen sus caballos con este objeto, y aumentar el número de premios, se adjudicarán a los tres caballos aproximados que se hayan distinguido en la carrera y por el orden de su llegada las cantidades siguientes:
Al 1º……….2.000 rs.
Al 2º……… 1.000 rs.
Al 3º……….. 500 rs.
Los caballos que deban disputarse esta carrera abonarán en el acto de matricularse 100 rs. vn.

viernes, 19 de agosto de 2011

Programa de las carreras de caballos de 1846 (I)

Tan sólo tres años después de celebrarse en Madrid las primeras carreras de caballos de España (1843),  el día 31 de julio de 1846 la Gaceta de Madrid publica el Programa de las carreras de caballos organizadas en  la playa de Sanlúcar de Barrameda, durante los días 18 y 19 de agosto, por la Sociedad de Fomento de Cría Caballar de Sanlúcar, que tenía como socio de honor al duque de Osuna, artífice de la carreras madrileñas. 

Transcribimos este programa en dos partes, una por cada día establecido. 

A través de la lectura de este extenso programa, podemos conocer el montaje del efímero hipódromo -pista y palcos- levantado en la playa, así como el tono militarista que caracterizó a aquellas primeras carreras de Sanlúcar.

El espectáculo incluía dos comitivas, de ida y vuelta desde al Ayuntamiento a la playa, ordenadas al milímetro, que recorría las principales calles de la ciudad y el paseo de la Calzada, para terminar en el balcón del Ayuntamiento (calle Ancha), donde se vociferaban los nombres de los caballos ganadores, se entregaban los galardones y se otorgaba otro premio de mil reales entre los asistentes al evento.

En el descriptivo programa se reseña el boato y la fastuosidad, propios de la época, que distinguieron las carreras de aquel año, así como el minucioso detallismo en la organización, donde no faltaba un constante acompañamiento musical, a cargo de varias agrupaciones y de la banda de clarines propia de la Sociedad.

El primer día de carreras se celebró un concurso de exhibición y carreras de guerra con apuestas.



Programa de las carreras de caballos, 1946

31 de julio de 1846
Como es altamente interesante para nuestro país todo lo que se refiere al fomento de la cría caballar, a la cual comienza a consagrarse una atención notable, creemos que nuestros lectores verán con gusto el programa de las carreras de Sanlúcar de Barrameda, que es otro indicio de la afición que se despierta a esos espectáculos tan útiles y provechosos que recientemente han protegido y premiado SS.MM. y el Gobierno.
Carreras de caballos
Programa de las que se han de verificar por disposición de la sociedad de fomento de la cría caballar de Sanlúcar de Barrameda los días 18 y 19 de Agosto próximo.
Día 18 de Agosto: a las once de la mañana, reunidos los señores que componen la junta directiva central, directivas de los diferentes pueblos de que consta la sociedad, en el gran patio del edificio de Santo Domingo, se abrirá el registro para rectificar las reseñas de los caballos, potros y yeguas matriculados que han de optar a los premios de exhibición y carrera, conforme al reglamento formado al efecto, cuyo acto será presidido por la autoridad competente, cerrándose a las dos de la tarde, hora en que finalizará la exhibición. La banda de música de la sociedad tocará durante este tiempo piezas escogidas.
Los señores socios, dueños de caballos y demás personas que deban concurrir a este acto, presentarán sus boletines personales, que recogerán con la debida anticipación en la secretaría de la sociedad.
Los caballos, potros y yeguas de exhibición deberán presentarse sin ninguna clase de adorno, y conducidos del diestro, exceptuándose los de escuela, que traerán la montura y brida a gusto de sus dueños; todos los que se presenten a la exhibición por la mañana tienen obligación á concurrir también por la tarde para la adjudicación de premios a la hora que se señale.
A las tres y media de la tarde se hallará situada en la playa de esta ciudad una línea de 800 varas de longitud y 40 de latitud, formada por una grada de tres varas de alto a su derecha; y a la izquierda otra de cómodos bancos con alzapiés para evitar la humedad del piso a los que la ocupen.
A distancia conveniente de estos asientos, habrá en ambos lados un barandal de madera, pintado de blanco, en cuya extensión se hallarán colocados simétricamente en astas, también pintadas, un considerable número de vistosas y variadas banderolas, marcando las extremidades de esta línea grandes banderas españolas, en cuyos puntos estarán colocadas las mesas de arranque y parada, preparadas con gusto y comodidad para el uso de los señores jueces.

miércoles, 17 de agosto de 2011

Curiosas crónicas de las Carreras de caballos de Sanlúcar en 1846 (y II) Otras fiestas y espectáculos del verano.


La segunda crónica, más sustanciosa que la anterior, sobre las carreras de caballos, celebradas en Sanlúcar de Barrameda en 1846, se refiere tanto a las carreras de Sanlúcar como a las carreras de caballos celebradas en El Puerto de Santa María aquel mismo verano.

En la comparación, pierde Sanlúcar, pues en opinión del hoy descocido autor de la crónica (Corr.), las carreras de Sanlúcar pecaron de pretenciosas y elitistas. Los parangones se extienden al resto de los espectáculos organizados aquel verano en ambas ciudades: bailes, funciones teatrales, toros, etc.

Programa de las Fiestas del verano de 1900

Sanlúcar, 22 de agosto
Una gran parte de los habitantes de esta ciudad y de los pueblos comarcanos ha estado estos días en continuo movimiento con motivo de las carreras de caballos y demás fiestas que han tenido lugar en el Puerto de Santa María y en Sanlúcar de Barrameda. Ambas poblaciones han procurado competir y distinguirse en la variedad y animación de los festejos con que han tratado de atraer y agasajar a los forasteros.
De las carreras de caballos diremos francamente que el público no ha quedado satisfecho. Por mucha que sea la utilidad de estos espectáculos, es necesario convenir en que ha de pasar mucho tiempo para que el gusto de ellos se aclimate entre nosotros. Es una costumbre estrangera, y como tal, necesariamente ha de costar trabajo hacerla popular en nuestro país. A las respectivas sociedades creadas para el fomento de la cría caballar corresponde perseverar uno y otro día en sus proyectos, a fin de proporcionar estímulos que contribuyan en lo sucesivo a dar mayor importancia de la que hoy tiene las carreras de caballos.

Curiosas crónicas de las Carreras de caballos de Sanlúcar en 1846 (I)

La sociedad de Carreras de Caballos de Sanlúcar de Barrameda se constituyó en 1845, celebrándose las primeras carreras el 31 de agosto del mismo año. Hoy las carreras en la playa es uno de los eventos más importantes de Sanlúcar y la provincia de Cádiz. Están declaradas de Interés Turístico Internacional y son las más antiguas de las que se celebran hoy en España.


Al año siguiente de la fundación de la Sociedad, en 1846, se celebraron las carreras en la playa, tal como estaba previsto en un denso Programa. El espectáculo deportivo y social obtuvo buenas críticas y otras menos afortunadas, que se publicaron en La Gaceta de Madrid aquel mismo verano. Transcribimos aquí la primera:

Programa de las Carreras de 1943


Sevilla, 21 de agosto
Hemos presenciado las carreras de caballos, que con ocasión de la Feria de Sanlúcar de Barrameda se proyectaron por la sociedad ecuestre de cría caballar, y tuvieron lugar los días 18 y 19. De ellas daremos detalles más circunstaciados otro día, contentándonos hoy con felicitar a los Sres. Socios, que con tanto celo se ocupan de los intereses de su país, de cuyos nombres haremos especial mención, y entretanto les daremos las más expresivas gracias en nuestro nombre y en el de la sociedad ecuestre de Sevilla, porque hemos sabido que muy previamente invitaron amistosamente a la misma, por medio de su presidente el Sr. marqués de Gandul, que no tuvo lugar de dar conocimiento a sus compañeros, y nos congratulamos del celo patriótico y desinteresado con que han sabido dar principio a una diversión fecunda en buenos resultados para los que se dedican a este ramo industrial.
El concurso ha sido numeroso, y lo más lucido de Jerez, el Puerto, Cádiz y Sevilla inundaba aquellas playas en que corrieron a porfía 15 de los 17 caballos anunciados, ganando a todos el premio consiguiente la jaca más lucida: la más agradable animación ha reinado en aquella ciudad, cuyo efecto duplicaba la ocasión de la feria y la asistencia al acto del regente de la audiencia territorial y los Sres. gefe político e intendente de la provincia de Cádiz.
Ojalá que estos ensayos de utilidad y diversión sirvan de ejemplo para ser imitados por las demás provincias, a fin de engrandecer una de las industrias más propias de nuestro clima y ferocidad  [sic] de que un día abastecíamos a las primeras naciones.
(D. de S.)
Gaceta de Madrid núm. 4363, de 25/08/1846

martes, 16 de agosto de 2011

El Real Seminario de Capuchinos de Sanlúcar de Barrameda

Un interesante y documentado artículo de Diego Ropero regidor: "El Real Seminario de Misioneros Capuchinos para Indias de Sanlúcar de Barrameda", analiza la  evolución seguida por el Real Seminario, desde su creación por el padre Colindres en 1764, en el antiguo convento de capuchinos de Sanlúcar, así como la normativa que rigió el Seminario. 

Referencia:
Diego Ropero regidor: "El Real Seminario de Misioneros Capuchinos para Indias de Sanlúcar de Barrameda", en Actas IV Jornadas de Andalucía y América. Universidad Internacional de Andalucía, 1985

lunes, 15 de agosto de 2011

Presentación del libro “La Música en la Memoria: 25 años de Juventudes Musicales en Sanlúcar de Barrameda, 1984-2009”, obra de Salvador Daza Palacios

La noche del pasado viernes, 12 de agosto, tuvo lugar la anunciada presentación del libro de Salvador Daza Palacios, “La Música en la Memoria: 25 años de Juventudes Musicales en Sanlúcar de Barrameda, 1984-2009”, en el Salón Los Arcos del Palacio Ducal de Medina Sidonia, en un acto convocado por las propias Juventudes Musicales y la Fundación Medina Sidonia.

En el marco de la exposición que en ese mismo lugar y hasta el próximo 28 de Agosto lleva a cabo el pintor sanluqueño Ramón Lagomazzini, se inició este encuentro entre más de un centenar de espectadores, con la presentación de los participantes en la mesa por parte de Leopoldo Pérez, vicepresidente de JJMM, que eran, José Manuel de Diego Rodríguez, socio de honor de JJMM y catedrático de Piano del Conservatorio Superior de Música de Sevilla, Manuel Jesús Barba Calvo, abogado y expresidente de JJMM, así como el propio autor del libro, el músico e investigador sanluqueño, Salvador Daza.

Tanto José Manuel de Diego como Jesús Barba dieron la bienvenida a esta obra, que resume los más de cuatrocientos conciertos y actos organizados por la entidad sanluqueña en toda su existencia, en una crónica llena de anécdotas y de personajes musicales de gran proyección artística. También elogiaron el minucioso trabajo realizado por Salvador Daza de recopilación y de síntesis de todos los eventos celebrados, grandes y pequeños.

El autor expuso además, en primera persona, todas y cada una de las dificultades e inconvenientes con que la asociación se había topado a lo largo de su dilatada existencia, incluyendo los recientes obstáculos que habían impedido la publicación del libro, así como el repetido ninguneo político que había sufrido durante la mayor parte de estos años la asociación (tan sólo salvó la primera etapa, cuando aún gobernaba el alcalde José Luis Medina) y que aún continuaba al no cumplirse los sucesivos convenios firmados entre JJMM y el Ayuntamiento, además de haberse quedado sin la pequeña sede que tenían en el Centro Cultural “La Victoria”.

La noche culminó con un pequeño recital de los jóvenes músicos Alfonso Cuevas Gallego, al violín, e Isaac de los Reyes Gallego, al piano, que dejaron en el aire los sones de Beethoven, Mehúl, Sarasate y Bloch, con una maestría y una madurez impropia de sus pocos años y que constituyeron el mejor ejemplo y el más preciado fruto de la labor realizada por esta asociación sanluqueña que promociona, precisamente, a los jóvenes intérpretes.

Intervención de Salvador Daza Palacios durante la presentación del libro.



Presentado el libro "La Segunda República en Sanlúcar de Barrameda", obra de José Antonio Viejo Fernández

El pasado viernes 27 de mayo de 2011, a las 21:00 h. tuvo lugar en el Auditorio de la Merced la presentación del libro La Segunda República en Sanlúcar de Barrameda (1931-1936) obra del sanluqueño José Antonio Viejo Fernández licenciado en historia, profesor del colegio «La Salle» y miembro del Grupo de Estudios de Historia Actual.
José Antonio Viejo ha publicado otros trabajos sobre el mismo periodo, como Sanlúcar de Barrameda bajo el gobierno del frente popular. Antecedentes de la guerra civil Española, algunos de los cuales pueden consultarse en la sección de investigaciones de Todos los Nombres.
El acto estuvo organizado por la Asociación Sanluqueña de Encuentros con la Historia y el Arte (A.S.E.H.A.) y presentado por Manuel Toribio García, historiador y profesor del IES Santa Catalina de Siena de Córdoba.
El libro es la primera publicación sobre este tema en nuestra ciudad, y se suma a otras investigaciones que sobre esta materia ya existían en nuestra provincia como por ejemplo: Chipiona (GUZMÁN MARTÍN, S.: Luces y sombras de la historia de Chipiona. Segunda República, Guerra Civil y represión militar. Chipiona, 2008), Rota (RODRÍGUEZ IZQUIERDO, M., SANTAMARÍA CURTIDO, P.P., NÚÑEZ, J., ROMERO ROMERO, F.: Memoria rota. República, Guerra Civil y represión en Rota. Rota, 2009), Jerez de la Frontera (CARO CANCELA D.: Violencia política y luchas sociales: la Segunda república en Jerez de la frontera (1931-1936). Jerez de la Frontera, 2001).
Sobre el libro
La Segunda República es, junto con la Guerra Civil, el período de la Historia de España del que más se ha escrito y debatido y que, aún hoy, sigue despertando pasiones y sentimientos. Tal proliferación de estudios e investigaciones sobre este episodio histórico marcó, no únicamente las conciencias de las personas que vivieron aquellos años, sino también, la de muchos españoles que vivieron con posterioridad. Pero la Segunda República no solamente dejó huella en las personas, aún hoy, en la vida política resuenan los ecos de aquellos acontecimientos pasados.
Si la Segunda República española ha sido uno de los temas sobre el que más páginas se han escrito, en Sanlúcar de Barrameda es, por el contrario, al igual que toda la Edad Contemporánea, una etapa histórica sobre la que cae un manto de penumbra y oscuridad.
El objetivo que nos ha guiado a escribir este trabajo de investigación ha sido el de arrojar algo de luz sobre esta parte de la historia de nuestra localidad que se encontraba aún sin estudiar. El interés por el tema no ha brotado al calor de los numerosísimos trabajos que se están publicando a lo largo y ancho de la geografía nacional auspiciados por la Ley de Memoria Histórica. Por el contrario, mis primeras aproximaciones al tema comenzaron alrededor del año 1990, cuando en verano, aún siendo un estudiante de la Licenciatura Geografía e Historia en la Universidad de Cádiz, entré por vez primera en el Archivo Municipal de Sanlúcar de Barrameda con el propósito de indagar sobre el movimiento obrero en nuestra ciudad.

Fallece el historiador Juan Diego Caballero Oliver

El historiador Juan Diego Caballero Oliver (Sevilla, 1957-2011) ha fallecido el pasado mes de julio en Sevilla. De su etapa profesional en Sanlúcar de Barrameda, nos dejó varios artículos relacionados con la historia del arte de la ciudad, que fueron publicados en la revista Sanlúcar de Barrameda, editada por Santa Teresa Industrias Gráficas. Las referencias a estos artículos son:

- "La artesanía sanluqueña", en Sanlúcar de Barrameda, nº 19, 1983

- "Conventos femeninos de Sanlúcar de Barrameda. El convento de Regina Coele. Breve aproximación histórica", en Sanlúcar de Barrameda, nº 21, 1985

- "Conventos femeninos de clausura en Sanlúcar de Barrameda (II) El convento de las Descalzas. Aproximación histórica", en Sanlúcar de Barrameda, nº 27, 1991

En los últimos años se encargó de publicar el interesante Blog Enseñ-Arte.

Descanse en paz.

Enlace a la noticia en Sí a Historia del Arte: http://sialahistoriadelarte.blogspot.com/2011/08/necrologica-ha-fallecido-juan-diego.html