lunes, 23 de enero de 2012

Primera circunnavegación submarina a la tierra por el Tritón. Celebración en Sanlúcar de Barrameda en 1960. Desaparición y hallazgo de la placa conmemorativa.


Submarino Tritón. Foto: http://www.navsource.org/archives/08/08586.htm
En estos días está de actualidad en Sanlúcar la primera circunnavegación submarina a la tierra llevada a cabo por el submarino norteamericano “Tritón” en 1960. El tema viene a colación porque recientemente se ha localizado la placa conmemorativa de aquel hecho histórico, que fue entregada por el embajador norteamericano al ministro de Asuntos Exteriores español, en una ceremonia celebrada en Sanlúcar aquel mismo año de 1960. Esta placa quedó instalada en el muro frontal de la escalera del edificio del antiguo Ayuntamiento.
Placas conmemorativas antes de su desaparición en 2003
Pero cuando en 2003 se realizaron las obras de rehabilitación, para convertir este edificio en la actual Biblioteca Pública, aquella placa y lápida anexa desapareciron, recuperándose sólo la lápida complementaria donde se explica el hecho y que hoy está resituada en el mismo edificio. La asociación Aula Gerión para la defensa del Patrimonio Histórico denunció entonces esta desaparición.
Esperemos que la recuperación de esta placa sea posible en los próximos días, ya que la persona que la encontró está dispuesta a entregarla al Ayuntamiento de Sanlúcar, para que vuelva a ser instalada en lugar público con las medidas de seguridad precisas.
Tras conocerse los datos de localización, a través del grupo “Sanlúcar para el recuerdo” en facebook, la propia Alcaldesa Irene García se ha hecho cargo de gestionar su devolución y colocación en el Palacio Municipal. Ojalá esta señora se preocupara por el Patrimonio Histórico de Sanlúcar con la misma celeridad y predisposición que está demostrando con la placa del Tritón.

Foto: http://www.navsource.org/archives/08/08586.htm
Pocos días antes de culminar el primer viaje de circunnavegación submarina a la tierra, el submarino norteamericano “Tritón” emergió de las aguas frente a las costas de Sanlúcar de Barrameda, el día 2 de mayo. Fue un gesto de reconocimiento a los hombres que verificaron la primera vuelta al mundo por mar, la gesta de Magallanes y Elcano, los cuales partieron y llegaron a Sanlúcar en el siglo XVI. Durante su largo viaje, el “Tritón” sólo ascendió dos veces a la superficie, en Sanlúcar y el día 5 de marzo para transbordar en Montevideo a un tripulante enfermo. (Martínez-Hidalgo, 1965).

Después de 84 días de inmersión y 36.000 millas recorridas debajo del agua (Martínez-Hidalgo, en su artículo de La Vanguardia de 1965 afirma que fueron 83 días y 41.500 millas), el viaje submarino del “Tritón” finalizó el día 10 de mayo de 1960. Con estas marcas, el Tritón batió el record hasta entonces establecido, de sesenta días de permanencia bajo el agua, que ostentaba el submarino “Seawolf”.
El Tritón, hasta entonces el mayor submarino atómico del mundo, partió de New London y se sumergió frente a Montauk Point el 16 de febrero de 1960. Durante su travesía, con fines militares y científicos y, en principio con carácter secreto (Martínez-Hidalgo, 1965), este submarino llevó a cabo estudios científicos de hidrografía, magnetismo y gravitación; y su hazaña demostró al mundo los progresos tecnológicos de EE.UU., convertida ya entonces en primera potencia mundial, además de suponer un “símbolo se seguridad” frente a las “amenazas de conquista”, según afirmó en su discurso sanluqueño el embajador norteamericano.

Acto del homenaje norteamericano a los marinos españoles. Plaza del Cabildo de Sanlúcar. Foto: ABC

Algunos días después de cumplimentar su proeza, durante una ceremonia conmemorativa organizada en Sanlúcar de Barrameda, el día 14 de mayo de 1960, la Armada norteamericana homenajeó a los navegantes de la primera vuelta al mundo por mar y celebró el acontecimiento histórico que suponía la primera vuelta al mundo del Tritón que, al mando del capitán Edward L. Beach, siguió casi la misma ruta que la expedición comandada por Fernando de Magallanes, iniciada en Sanlúcar en 1519, y finalizada  por la nao “Victoria” gobernada por Juan Sebastián Elcano, que arribó a Sanlúcar tres años después, en 1522, verificándose la primera vuelta al mundo por mar, al tiempo que se demostraba la esfericidad de la tierra.
El periódico de ABC de Madrid envió un corresponsal especial a Sanlúcar, L.H.A., para informar sobre el evento, quien en su extensa crónica ofrecía también a los lectores sus particulares opiniones sobre los norteamericanos. En el reportaje se incluyen los discursos pronunciados por el embajador norteamericano y el ministro español de exteriores. De forma semejante se publicó otra crónica del mismo día en La Vanguardia Española, que contenían igualmente los discursos.
El embajador norteamericano hace entrega de la placa al ministro de Asuntos Exteriores. Foto: ABC

Para el acto se montó un estrado en la céntrica plaza del Cabildo. Durante la ceremonia, el embajador de Estados Unidos, en nombre de la Armada norteamericana, hizo entrega al ministro de Exteriores de la placa citada, en recuerdo de ambas hazañas náuticas efectuadas por la nao “Victoria” y el submarino “Tritón”. Esta placa y una lápida con inscripción explicativa fueron colocadas en el antiguo Ayuntamiento.

Foto: http://www.navsource.org/archives/08/08586.htm

El diseño de la placa esférica de metal, de 58,5 centímetros de diámetro, está centrado por una reproducción en relieve de la nao “Victoria”, evocadora del primer viaje de circunnavegación. Debajo aparece las insignias submarinas de EE.UU., situándose en el centro las fechas “1519 - 1960”. Todo queda rodeado por una guirnalda de laurel y una inscripción en filacteria, donde se lee: “Ave Nobilis Dux. Iterum Factum Est” (traducción aproximada: “Salud, Noble Capitán, realizado por segunda vez”). De esta placa existen cuatro copias en EE.UU.
La placa conmemorativa, en el momento del acto de entrega en Sanlúcar. Foto: ABC
Tras unas palabras del Alcalde de Sanlúcar, Francisco Zaragoza, en la ceremonia pronunciaron sendos discursos Mr. John Davis Lodge, embajador de los EE.UU. y Fernando María Castiella, ministro de Asuntos Exteriores. Estos discursos aparecen transcritos en las crónicas de ABC y La Vanguardia. El embajador norteamericano pronunció un discurso “lleno de calor y pasión”, plagado de elogios a la gesta de Magallanes y Elcano. En su disertación, el embajador manifestó que “El Tritón también pone de relieve de manera apropiada y alentadora los valores intemporales del espíritu humano en que está basada nuestra civilización. Éste es el espíritu de aventura, de emprender rumbos nuevos, de alejar cada vez más las fronteras del conocimiento humano, llevándonos así a un destino común de cada vez mayor plenitud”. Asimismo, el diplomático estadounidense vaticinaba en su discurso: “Creemos que el hombre pondrá pronto su pie en la Luna”, cuyo hecho efectivo se produciría nueve años más tarde (1969).
Por su parte, el ministro Castiella, que comenzó diciendo: “Estamos en una de las costas sagradas de Europa”, agradeció la entrega de la placa y también alabó las proezas de Magallanes-Elcano y el Tritón.

Personalidades asistentes al acto conmemorativo:
Las numerosas autoridades, civiles y militares, que asistieron a la ceremonia de entrega de la placa del Tritón aparecen bien detalladas en el periódico ABC y sobre todo en La Vanguardia Española (crónicas citadas en Fuentes).
En el estrado presidencia se hallaban el Infante Alfonso de Orleáns-Borbón; el almirante Bustamante; el gobernador militar de Cádiz, general Oca; el gobernador civil, Sr. Sánchez González; y otras autoridades españolas y norteamericanas.
Acompañaron al ministro Castiella, desde Madrid, don Adolfo Martín-Gamero, director general de la Oficina de Información Diplomática; don Antonio Elios, secretario de la Embajada, de la Dirección de Asuntos Políticos de Norteamérica; don Gabriel Canadá, secretario de la Embajada; y don Juan Lugo, secretario de la Embajada, del gabinete técnico del ministro.
Acompañaron al embajador norteamericano, el general don Venancio Augusto des Laudes, embajador de Portugal en España; el Almirante Franck Akers, comandante de las actividades de la Armada de los Estados Unidos en el Mediterráneo; el capitán de navío. W. G. Holman, agregado naval de los EE.UU.; el capitán de navío H. H. Hale, jefe de actividades navales de los Estados Unidos en España; Frank Oran, consejero de Información; el miembro del Congreso de los EE.UU., Donald L. Jackson, de California; Owen R. Hutchinson, agregado de Prensa; y Herbert Morales, agregado de Prensa adjunto.
También asistieron el contraalmirante D. A. Colomina Boti, segundo jefe del Estado Mayor de la Armada; el capitán de navío don Manuel de la Puente y Magallanes, jefe de la segunda sección del Estado Mayor de la Armada; y el capitán de fragata don José del Aire Gomes Ramos, agregado naval de la embajada de Portugal.

En 2010 se cumplieron 50 años de aquel importante hecho histórico, cuya efeméride pasó en Sanlúcar sin pena ni gloria. Esperemos que, al menos, en los próximos días, la placa conmemorativa vuelva a estar en el lugar del que nunca se debió retirar, como testigo de nuestra historia y de la historia común entre EE.UU. y Sanlúcar de Barrameda.

Ana Gómez Díaz Franzón



Video sobre la botadura del Tritón en 1958
(el mayor submarino atómico del mundo)


Video sobre la triunfal vuelta del Tritón a EE.UU.

Fuentes:

Prensa:

“Homenaje norteamericano a los marinos españoles que realizaron el primer viaje de circunnavegación”, en ABC – Madrid, 15 de mayo de 1960; pp. 91-93
Pág. 91
Pág. 92
Pág. 93

José María Martínez-Hidalgo: “Tritón. El último monstruo del océano”, en La Vanguardia Española, de 4 de mayo de 1965.


Recursos de Internet.

CEPER Mardeleva de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). El Grupo de Patrimonio del Centro de Adultos de Sanlúcar, Mardeleva, ha realizado un documentado artículo sobre el submarino Tritón:

Información sobre el USS Tritón (SSRN-586):

Fotos del submarino Tritón:

Foto de la placa conmemorativa del Tritón:

Denuncias de la desaparición de las placas conmemrativas del Tritón por la asociación Aula Gerión en 2003:



3 comentarios:

  1. Se llegó a publicar en México un libro titulado "La Victoria y el Tritón" dando cuenta de este viaje y en el primer número del periódico escolar "El circumnavegante" se publicaron varias fotografías procedentes de ahí.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la información. He estado buscando y creo que el libro al que se rrefieres se titulaba exactamente LA CARABELA VICTORIA (1521) Y EL SUBMARINO TRITON (1958); RUTA DE MAGALLANES de BERN DIBNER. Al parecer, está agotado pero se puede encontrar en algunas bibliotecas. Y sobre el periódico “El Circunnavegante" se puede leer el interesante artículo en el blog de nuestro amigo Manolo Toribio: http://gyrobagus.blogspot.com/2011/12/las-vueltas-al-mundo-de-enrique.html
    Sin duda fue un hecho histórico de gran trascendencia. Gracias por aportar nuevas fuentes historiográficas sobre este tema, que es de lo que se trataba, pues se están escribiendo artículos y publicando imágenes sobre este hecho sin citar fuente alguna. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. otros, más lejanos y precisos..

    Around the World Submerged: The Voyage of the Triton. Edward Latimer Beach

    http://www.absoluteastronomy.com/topics/USS_Triton_(SSRN-586)

    ResponderEliminar